Después del COVID19, la nueva normalidad en los negocios. La digitalización es el espacio de salvación.

El mundo se encuentra convulso, la proliferación de una nueva cepa del Coronavirus nos tomó a todos por sorpresa, nadie estaba preparado para lo que se nos venía. Sin embargo, si algo hará que superemos esta etapa, es el trabajo colectivo y coordinado.

Pero… ¿a qué nos referimos exactamente con eso?

Nos guste o no, ya nada es igual. Tal como nuestras rutinas de la mañana cambiaron, nuestros hábitos de compra, la forma de vender nuestros productos y la manera en que lleváremos nuestros negocios, no pueden ser los mismos del pasado.

En medio de esta crisis, insistir en mantener hábitos viejos esperando obtener resultados distintos, sería una locura. Con esta lógica deducimos que, quienes tenemos empresas o negocios, hoy más que nunca debemos hacer los ajustes precisos que impulsen nuestra industria hacia el futuro.

Te compartimos algunas recomendaciones que quizá iluminen tu camino:

  1. Lograr la Asertividad en el organigrama: es un gran momento analizar nuestras formas de trabajo, detectar y erradicar la duplicidad de funciones o la holgazanería puede ser más sencillo de manera remota.
  2. Desarrollar y lograr el Endomarketing: Para evitar la rotación de empleados, disminuir los errores y aumentar la fidelidad en el interior de la empresa. Hoy más que nunca debemos generar comunidad.
  3. Digitalizarnos *URGENTEMENTE*. Si el mercado ya cambió los hábitos de consumo, nosotros también debemos cambiar. En el mundo post-COVID el espacio digital será el espacio del comercio seguro, en las dos acepciones de la palabra ;).
  4. Optimizar procesos y procedimientos para la disminución de tiempos y gastos.
  5. Dejar de vivir “resolviendo” y evolucionar al modo de la prevención. Los bomberazos no ayudan al crecimiento de ninguna empresa.
  6. Contratar profesionales en vez de “talacheros”. Hoy más que nunca se requiere un alto profesionalismo, pues trabajar desde casa demanda disciplina.
  7. Planear estratégicamente con visión, sin procrastinación y disminuyendo la abdicación.
  8. Incorporar innovación: únicamente cuando dominemos el tema y lo podamos controlar, si no: ¡No! Con intentos sin conocimiento saldrá más caro el caldo que las albóndigas.
  9. Capacitar a nuestros colaboradores y a nosotros mismos evitará que perezcamos en un momento de cambios importantes.
  10. Rodearnos de proveedores serios y comprometidos, los cuales no apoyen durante contingencias. Buscar socios comerciales y estratégicos que aporten, generando sinergias y no codependencias.
  11. Abandonar las obsoletas guerras de precios, por el objetivo de ser realmente bueno en lo que haces. Aprender y aplicar la “Estrategia del océano azul” sería ideal.
  12. Recordar, como empresarios, las palabras de Herman Hess: “la felicidad es un talento, no un objeto”. Y como todo talento, sólo ejercitándola crece y se fortalece.

Esperamos que la lectura de estos consejos te haya servido, a nosotros nos sirvió redactarlos y ponerlos en papel. #growingupdigital es el concepto. #MarketingDigital la apuesta.

Acércate a nosotros. Conocemos el entorno digital y sabremos ofrecerte soluciones digitales propias para tu negocio. Dare To Be There.